HomeViajarLas personas que viajan son más felices

Nos gusta sentirnos vivos. Quizás por eso nos gusta viajar y vivir nuevas experiencias. Y está científicamente probado que viajar da felicidad. ¡Toma yaaa! 

Según un estudio de la Universidad de San Francisco (deducimos por su nombre que debe ser importante), la felicidad se encuentra en las experiencias (y no en las cosas materiales). Las experiencias son sociales, te permiten compartir momentos, cultivar recuerdos y con el tiempo acaban formando parte de tu identidad . Thomas Gilovich, profesor de psicología, dice que:

«Somos la suma total de nuestras experiencias: nuestra mayor inversión deben dedicarse a crear recuerdos basados en experiencias como las que se viven viajando.»

 

Compra el último iPhone no te hará más feliz

No se lo tengas en cuenta al «bueno» de Jobs, él quería cambiar el mundo… y lo hizo. Bueno, lo hizo junto con su equipo de marketing: ellos son los verdaderos culpables de que nos gastemos una fortuna en sus dispositivos. 

Nuestro amigo Thomas Gilovich lleva más de 20 años estudiando la relación entre el dinero y la felicidad. En su estudio nos explica que compramos cosas que aparentemente nos hacen más felices (consumismo), pero que esto sólo dura un tiempo. Las cosas nuevas siempre son emocionantes, pero no debemos confundir esa «emoción» con la felicidad; luego nos acostumbramos y esa supuesta felicidad va disminuyendo. Es decir, que según Thomas, serás más feliz a largo plazo gastando tu tiempo (dinero) en experiencias que comprándote un coche o el último iPhone. Y encima seguramente puedas ahorrar más dinero para hacer más viajes. Madre mía, si Jobs levantara la cabeza…

 

¿Entrenas tu cerebro en el gym?

Hasta hace tiempo se creía que el cerebro, a partir de la edad adulta, ya no se modificaba. Sin embargo, la ciencia ha demostrado que no es así: las neuronas pueden crear nuevas conexiones, e incluso se pueden formar nuevas neuronas a lo largo de toda la vida. Esto es muy esperanzador para todas esas personas que mataron cientos de neuronas durante su etapa universitaria. Tal y como dice José Manuel Moltó, miembro de la junta directiva de la Sociedad Española de Neurología (SEN):

«Para ello es clave entrenar y estimular nuestro cerebro… y hay tres elementos claves para hacerlo: enfrentar nuestro cerebro a la novedad, la variedad y el desafío.”

Y adivina qué: viajar cumple con los tres. Touché! Situaciones tan simples como la necesidad de adaptarse a nuevas sensaciones, paisajes, sonidos, aromas, etc., hacer un mapa mental del lugar en el que estás, conocer gente diferente, compartir vivencias nuevas o tener que comunicarte en otro idioma estimulan tu cerebro y lo vuelven más plástico y creativo.

«Viajar requiere, principalmente, aprender y memorizar todo lo extraño hasta que resulte normal y conocido. Esto es un desafío para tu cerebro y es como un entrenamiento acelerado».

Añade Moltó. Es como someter a tu cerebro a una sesión intensiva de CrossFit, pero tranquilo que en este caso tus músculos no estallan. Es más, la SEN especifica que los beneficios alcanzan incluso a personas que ya presentan una enfermedad neurológica.

 

Viajo, luego existo

Y es que está comprobado que el corazón y el cerebro funcionan mejor en las personas que viajan, las cuales además gozan de menores niveles de estrés, mejor autoestima y mayor bienestar emocional. Vamos, que ya puedes dejar lo que estás haciendo y comprarte un billete de avión a… cualquier parte. En definitiva, según todos estos estudios: las personas que viajan son más felices. Y parece ser que esta es una lección bien aprendida por las nuevas generaciones ya que los jóvenes de hoy en día somos los más viajeros de la historia.

Si necesitas más razones para seguir viajando tienes esta explicación científica, que además de ser la excusa perfecta, te servirá como argumento de peso para discutir con tus tíos durante la cena de Navidad (cuando te digan que tienes que encontrar un trabajo «serio», dejar de viajar tanto, asentar la cabeza, no ser un «vividor», etc. esas cosas, ya sabes). Nosotros te apoyamos.

De nada.

WhatsApp